Usted está en:

  1. -
  2. -
  3. MIPS y GlideWear: las nuevas tecnologías que reducen las lesiones en el cerebro en caso de siniestro

MIPS y GlideWear: las nuevas tecnologías que reducen las lesiones en el cerebro en caso de siniestro

  1. Imprimir
  2. Facebook
  3. fmapfre

Objetivo Cero

MIPS y GlideWear: las nuevas tecnologías que reducen las lesiones en el cerebro en caso de siniestro

10/11/2020

MIPS y GlideWear, tecnología que reduce las lesiones del cerebro en caso de siniestro y que puede disminuir el roce en sillitas de coche

¿Sabías que es posible reducir las secuelas de los movimientos rotatorios que se transmiten al cerebro cuando se sufre un siniestro de tráfico, especialmente cuando se viaja en moto o bicicleta? La respuesta viene de novedades tecnológicas que se han desarrollado para reducir las secuelas en caso de siniestro o mejorar el desplazamiento de los más pequeños en su sistema de retención. ¡No te pierdas las dos tecnologías de las que hablamos a continuación!

El “Multi Direccional Impac Protection System” MIPS Brain Protection System (BPS) ha sido diseñado para añadir protección contra los movimientos rotatorios transmitidos a la cabeza y que incrementan el riesgo de sufrir daños cerebrales de diverso alcance. Mediante su integración en un casco, el MIPS BPS es capaz de reducir esos movimientos, redirigiendo las fuerzas que, de otro modo, se transferirían al cerebro.

Concretamente, MIPS BPS consiste en una capa de baja fricción que permite un deslizamiento de la cabeza de 10-15 mm respecto al casco en todas las direcciones, lo que disminuye el movimiento rotatorio sobre el cerebro, disminuyendo así el riesgo de lesión. Por ello, se puede decir que esta tecnología hace más seguro el casco y añade protección.

Una empresa sueca lleva investigando durante dos décadas para desarrollar este sistema de protección para cascos que protege el cerebro de los golpes y reduce el perjudicial movimiento rotario. Concretamente, se realizaron más de 31.000 ensayos hasta llegar al primer casco con este sistema incorporado, el cual se creó en 2007. Desde entonces, MIPS ha superado los 14,2 millones de ventas a más de 103 marcas de cascos de numerosas disciplinas, desde cascos para moto, para bicicletas, o para deporte ecuestre, entre otros. MIPS es desarrollado e implantado en cada casco adaptándose a su necesidades y diseño. 

Así funciona esta tecnología:

¿Cómo saber si tu casco cuenta con este sistema? Basta con observar el interior para ver la capa de baja fricción bajo el almohadillado de confort. Generalmente suele ser de color amarillo, aunque puede haber sido adaptado a otros colores, según las indicaciones del fabricante. El logotipo de MIPS suele figurar además en el etiquetado. 

¿Cómo afecta la energía rotatoria al cerebro? Varios investigadores han relacionado las lesiones cerebrales graves, tales como del daño axonal difuso (DAD) y el hematoma subdural, con el movimiento rotatorio transmitido al cerebro en los impactos oblicuos. También se sospecha que el traumatismo craneoencefálico (TCE) leve (o conmoción cerebral) puede estar originado por un movimiento rotatorio, tal y como indica la propia marca sueca.

GLIDEWEAR PARA LOS NIÑOS CON PIEL DE MARIPOSA

Otra de las novedades tecnológicas es GlideWear, se trata de un forro o tela que protege la piel y reduce estratégicamente la fricción en los dispositivos de retención infantil. 

Esta tecnología se utiliza ya para determinadas prótesis, donde los parches del revestimiento protésico absorben el cizallamiento para proteger la piel de las personas amputadas. La tela transpirable de dos capas similar a la seda evita la acumulación de humedad y calor en la piel. Concretamente, esta tecnología reduce la fricción en un 50-80% y protege la piel.

Sin duda, es algo que puede ser muy útil en los sistemas de retención infantil (SRI). Hay que tener en cuenta que actualmente hay muchos niños cuya piel es especialmente frágil y que sufre por el contacto con estas sillitas y por la sujeción de los arneses. Es el caso de los niños con piel de mariposa. 

Se trata de una enfermedad genética, hereditaria y no contagiosa, de carácter crónico e incurable, que evoluciona constantemente. Aunque las propias sillitas cuenten con arneses acolchados y confortables, los niños con piel de mariposa pueden sufrir lesiones más o menos importantes dependiendo del modelo de sujeción y de la fragilidad de la piel. En este artículo de ‘Seguridad Vial Infantil’ lo abordamos en profundidad y ofrecemos consejos para estos viajes. 

  1. Volver al listado
  1. Imprimir
  2. Facebook
  3. fmapfre