Usted está en:

  1. -
  2. -
  3. Normas de seguridad para vehículos eléctricos

Normas de seguridad para vehículos eléctricos

  1. Imprimir
  2. Facebook
  3. fmapfre

Objetivo Cero

Normas de seguridad para vehículos eléctricos

31/08/2021

Normas de seguridad para vehículos eléctricos

Muchos fabricantes de automóviles ya han anunciado que en un futuro cercano todos sus vehículos serán eléctricos. Con el objetivo de impulsar su expansión dentro del parque automovilístico, se incentiva la compra con ayudas y se pretende aumentar el número de puntos de recarga. Todo con el objetivo de reducir el número de obstáculos que puedan impedir que el coche eléctrico sea de uso mayoritario en España. En este sentido y de cara a una movilidad responsable y segura, hay que tener en cuenta una serie de recomendaciones.

El vehículo eléctrico ha llegado para quedarse y en los próximos años se convertirá en el automóvil mayoritario dentro del parque automovilístico. Si has decidido comprar un coche de estas características, te animamos a que la tecnología ADAS de ayuda a la conducción sea uno de los puntos fuertes para tener en cuenta en esta importante decisión de compra. Y es que la seguridad debe ser lo primero. En Fundación CEA y Fundación MAPFRE hemos creado una web conjunta que recoge todas las ventajas y beneficios de los Sistemas de Ayuda a la Conducción. Además, puedes comparar los diferentes automóviles y verificar con qué tecnología ADAS cuentan en nuestro Comparador

Una vez elegido el vehículo eléctrico que vas a adquirir o si ya cuentas con uno, es importante tener en cuenta una serie de consejos de seguridad vial que detallamos en nuestro ‘Manual de Movilidad 3S’:

-Los coches eléctricos no emiten ningún ruido cuando están detenidos y con el encendido o arranque conectado. Cuando están en marcha, se puede escuchar el ruido de la rodadura de los neumáticos, pero no el motor. Esto hace que muchos usuarios puedan no percibir su llegada, sobre todo si están distraídos. Por este motivo, hay que aumentar la precaución en determinadas situaciones, como pueden ser los pasos de peatones, la presencia de ciclistas o la cercanía de hospitales y colegios. 

En el mercado hay detectores de peatones y ciclistas, cámaras y sensores de marcha atrás, detectores de ángulo muerto…Todos estos sistemas suponen una ayuda extra que debemos priorizar a la hora de equipar o elegir el automóvil eléctrico adecuado. 

-Los conductores suelen estimar la velocidad a la que se desplazan, en parte por el ruido del motor y el de rodadura. Sin embargo, en los vehículos eléctricos apenas se escucha el ruido del motor, lo que puede llevar a confusión. Se aconseja el uso de sistemas de ayuda a la regulación o limitación de la velocidad. 

-Más peso. Debido al peso extra de las baterías, los vehículos eléctricos pueden pesar más, lo que afecta a la conducción y el tiempo de reacción. Ten en cuenta este factor a la hora de conducir. 

-Potencia superior. Algunos vehículos eléctricos o híbridos enchufables tienen potencias muy superiores a los habituales, lo que hace que tengan una aceleración y un empuje que se asemejen a los deportivos. 

-Que la tecnología no suponga una distracción. Conoce qué sistemas de seguridad lleva tu vehículo y de qué tecnología dispone. Utilizarla adecuadamente es importante y, por supuesto, evita su manipulación durante la conducción.  

-En este sentido, es vital que la tecnología y los ADAS no supongan una relajación extra. No hay que confiarse en exceso. Al fin y al cabo es el conductor quien sigue controlando el vehículo. 

-Ten en cuenta la autonomía del vehículo y planifica los trayectos en función de ésta. Localiza los puntos de recarga cercanos y calcula cuándo vas a tener que utilizarlos. No dejes que la batería llegue a descargarse por completo. 

-Si cuentas con un punto de recarga en el domicilio, éste debe ser instalado y revisado por un profesional autorizado y debe contar con las debidas protecciones para que no sobrecargue la instalación eléctrica. Evita manipular el vehículo durante su carga para evitar complicaciones. 

-En caso de golpe o siniestro, lleva el vehículo a un centro especializado en automóviles eléctricos. Es importante comprobar que la batería está en perfecto estado, así como el resto de los elementos de seguridad del automóvil. 

-Si el vehículo va a estar parado o estacionado durante un largo periodo de tiempo, procura que la batería esté a un 50% o 75% de carga. En todo caso, se recomienda arrancar, descargar ligeramente y cargar la batería de vez en cuando. 

Cuida de tu vehículo eléctrico y realiza las revisiones oportunas recomendadas por el fabricante para prolongar su vida útil y garantizar la seguridad de todos los pasajeros. Muévete contaminando menos, pero sin dejar a un lado la seguridad. 

  1. Volver al listado
  1. Imprimir
  2. Facebook
  3. fmapfre